• facebook
  • google
  • twitter
Guia de posicionamiento en Google tras PENGUIN y PANDA

Guia de posicionamiento en Google tras PENGUIN y PANDA

La batalla por conservar un mínimo aceptable de calidad en las SERPS – página de resultados de búsqueda – por parte de Google tras tomar consciencia de que eran no una sino muchas las brechas de seguridad dejadas abiertas a los SEO’s y a los SPAMMER’s para efectuar manipulaciones en la clasificación de resultados, parece no tener fin.

Durante estos dos últimos años, hemos podido ser testigos de las maniobras y actuaciones realizadas por parte de empresas como Google con el fin de evitar manipulaciones descaradas en el posicionamiento natural de las páginas web en la clasificación de resultados. Si en una primera instancia, se hicieron grandes esfuerzos para controlar, suprimir e incluso penalizar severamente el contenido duplicado o de baja calidad, los siguientes pasos marcados por el gigante de las búsquedas de Internet se han centrado en la piedra angular empleada por prácticamente todos los motores de búsqueda para determinar si los contenidos son o no son relevantes: los enlaces.

Con la actualización denominada PENGUIN, Google intento localizar, detectar y actuar – con mayor o menor acierto – ante la presencia de enlaces en determinadas fuentes de origen y si estas fuentes u origenes de los enlaces eran en realidad o no saludables, o sea desprovistas de webspam.

Recientemente, tras efectuar varias actualizaciones de los dos sistemas de detección de calidad y de webspam, Google ha efectuado una nueva actuación con el fín de restarle importancia – en cierto grado – a los nombres de los dominios, uno de los cápitulos pendientes por su parte. Esta última actualizción, conocida como Google EMD update, la cual ha podido llegar a tener afectaciones bastante diferenciadas en algunos proyectos y en otros inapreciable.

¿Cómo se posiciona actualmente una página web?

Las reglas del juego, no han cambiado a decir verdad. Pocas o escasas han sido las incorporaciones a la ya más que famosa lista de directrices de calidad de Google para sitios web, por lo que tras los últimos update’s de Google en su particular lucha para mejorar la calidad de los resultados de búsqueda, si bien hemos encontrado espacios que han sido brutalmente afectados, siempre encontraremos otros que ni se han percatado de estas actualizaciones o simplemente han salido reforzados tras las mismas.

Aunque todo pueda sonar un poco extraño y parezca que algunas o todas las practicas manuales – o asistidas – para mejorar la clasificación de nuestras páginas en los resultados de búsqueda hayan pasado a formar parte del pasado, la realidad no puede ser más distante de lo que esta prendiendo hacernos creer Google.

Si partimos de la base de que nuestro contenido es de una cierta calidad, de que intentamos fomentar las acciones sociales en los mismos y que por supuesto, la estructuración tanto de nuestra página / blog y de nuestros contenidos facilitan su lectura tanto para seres humanos como para motores de búsqueda, ya tenemos la primera parte ganada a la batalla del posicionamiento de nuestro proyecto.

La segunda parte, la que comprende las acciones delegadas o de terceros, es la parte complicada o que Google esta intentando complicar lo máximo posible para evitar las manipulaciones descaradas que se han dado en el pasado y es precisamente en esta parte en la que nos centraremos en esta guía, en la que trataremos los siguientes puntos:

  • Enlaces naturales ¿qué es ahora natural?
  • Link building: buenas prácticas
  • Intercambios de enlaces: verdades y mentiras
  • Conclusiones

Enlaces naturales ¿qué es ahora natural?

Esta ha sido sin lugar a dudas una de las preguntas que han sido formuladas por activa y por pasiva en todos los foros de SEO especializados en todos los idiomas tras las las últimas actualizaciones de Google, sobretodo tras algunas afirmaciones efectuadas desde el blog de SEOMoz en sus ya más que consultados temas de Whiteboard friday al respecto de efectuar composiciones más naturales en los textos de nuestros enlaces entrantes.

Pero hemos de ser conscientes de que si bien la información plasmada en esta serie de artículos pueden reflejar una realidad más que global o generalizada, las mismas aplicadas a un sector determinado requiere por nuestra parte una comprensión y análisis más acertada con el fin de comprender que es natural y hasta que punto podemos jugar nuestras cartas a la hora de emplear según que textos en la consecución de nuestros enlaces. Aunque el análisis de los espacios de nuestros competidores directos mejores posicionados pueden llegar a desvelarnos en cierto sentido que puede llegar a interpretar Google como “natural”, lo mejor en estos y cualquier caso es crear espacios y sitios de control para efectuar pruebas con el fin de determinar hasta dónde se puede llegar y con que tipo de fuentes de enlaces podemos llegar a contar para insertar nuestros enlaces.

Un enlace natural puede ser desde emplear en nombre de nuestra página o empresa – potenciando el branding – en la definición de los términos a mostrar en el texto del enlace, a colocar directamente la dirección URL de nuestro sitio o incluso colocar los términos clave por los cuales se pretende posicionar una página en concreto.

Para comprender mejor que puede ser o no puede ser natural, en uno de nuestros sitios de control, hemos efectuado la consecución de más de 44.000 enlaces entrantes repartidos en 236 fuentes – dominios distintos – en menos de 6 meses de tiempo de vida que tiene este proyecto.

Siempre hemos empleando textos clave para los cuales pretendemos posicionar el sitio de control y hasta la fecha continua sin ser penalizado para ninguno de los términos empleados. Una de las claves para evitar estas penalizaciones, ha sido sin lugar a dudas emplear siempre espacios vivos, con buenos datos de tráfico / visitantes y con valores de Page Rank superiores o iguales a 1 por lo menos.

La diversificación de los términos empleados en la composición y consecución de los enlaces entrantes que apuntan a la portada de nuestro sitio o de algunas de sus páginas, dentro de las pautas comprendidas como “normales” dentro de ese sector; pueden hacer que el mismo mejore su clasificación en las SERP.

Determinar cuales son estas pautas naturales, las que se alejan del branding o la construcción de enlaces empleando el nombre de nuesto sitio o empresa, han de ser delimitadas y establecidas en nuestras pruebas y al ser posible, en sitios externos y no vinculados a nuestra página principal.

Link building: buenas prácticas

Muchos o una inmensa parte de la población SEO profesional o relacionada a este sector, tras las últimas actualizaciones de Google como PENGUIN, afirmaron de que el uso extensivo e invariable de los mismos términos clave a la hora de confeccionar sus enlaces externos fueron una de las principales causas de las caídas de posicionamiento e incluso de las penalizaciones sufridas en algunos sitios web y espacios de control.

Aunque hay una cierta parte de verdad en este tipo de afirmación – no diversificar los textos de ancla de nuestros enlaces puede ser negativo para el posicionamiento correcto de nuestro sitio – la repercusión de PENGUIN sobre los enlaces no estaba destinada en realidad a determinar si éxito o no un abuso reiterado de los términos clave empleados para construir los enlaces externos a los sitios web, sino a determinar si esos espacios en los que estaban presentes en los enlaces eran o no fuentes propicias para el webspam o simplemente espacios de calidad.

Por más que intentes penalizar un sitio empleando fuentes de alta calidad de contenidos, valoraciones de PageRank superiores a 1 y con volumenes significativos de visitas, puede que fracases en tu intento por más que uses siempre en el mismo texto para definir tus enlaces.

El problema, sin lugar a dudas, son las fuentes de origen o los espacios donde se destacan e insertan nuestros enlaces. Si en nuestro afán por incrementar la consecución de nuestros enlaces no apostamos por una correcta diversificación de los espacios en los que insertamos los mismos y estos mueren finalmente en espacios de poca calidad – según Google para ir más rápidos con valores de Page Rank cero – o sin una frecuencia determinada de actualización de contenidos, finalmente no tendrán la misma efectividad o incluso al final ninguna validez.

Por otro lado, hemos de apostar con total seguridad de que si nuestros enlaces han sido insertados en lugares con ninguna o poca actualización, finalmente los mismos dejarán de tener cualquier tipo de valor o peso de cara al posicionamiento de nuestro sitio web.

En uno de nuestros sitios de control abandonamos a su suerte una red de espacios gratuitos en los que habíamos insertado numerosos enlaces a este proyecto, en contenidos de calidad y con alguna o poca repercusión social.

Si bien durante el tiempo que mantuvimos y efectuamos actualizaciones periódicas de estos espacios el proyecto de control gozaba de un buen posicionamiento, tras la actualización de Google PENGUIN muchas de las páginas de entrada – landing page – enlazadas desde estos espacios perdieron posiciones o practicamente todo su posicionamiento.

Es vital y fundamental que comprendamos que un espacio, sitio web o blog que carece de actualización alguna no nos hace ningún bien de cara a mejorar nuestra clasificación de resultados, es más la mejora del posicionamiento conseguida mediante estos enlaces se perderá en caso de que estos espacios dejen de ser actualizados, independientemente del valor de Page Rank que puedan llegar a tener los mismos.

Si velamos y apostamos por una correcta diversificación de nuestros textos ancla o anchor text, por la calidad de los espacios en los que insertamos nuestros enlaces.

Intercambios de enlaces: verdades y mentiras

Tras estas últimas actualizaciones, mucho y demasiado se ha llegado a comentar sobre la efectividad de los intercambios de enlaces, ya fueran estos recíprocos o cruzados, sobretodo si los mismos estaban presentes en el footer o los sidebar – barras laterales – de los sitios de intercambio, haciendo que los mismos se mostraran en todas las páginas de esas páginas web o blogs.

Si bien Google nos advierte en las directrices de calidad que abusar de esta técnica de consecución de enlaces puede ser un hecho totalmente penalizable, si nuestros enlaces de intercambio se presentan en espacios – como hemos visto anteriormente – de calidad, con buenos datos de tráfico / visitantes y con un cierto valor de Page Rank, el posible problema o penalización por abusar de esta práctica ya no es problema en realidad.

En uno de nuestros últimos sitios de control hemos efectuado acciones sumamente agresivas como efectuar intercambios de enlaces masivos con páginas con valoraciones superiores a PageRank 3 en la portada de los mismos. Las variaciones de los textos empleados en la confección de los enlaces de estos espacios ha rondado el 15%, apostando exclusivamente por cambiar en exclusiva uno de los términos empleados siempre al final de la construcción de nuestros enlaces.  Para presentar sus enlaces hemos empleado páginas internas en las que hemos presentado una relación no muy extensa de enlaces salientes y nuestro sitio goza de buena salud, sube en la clasificación por los términos clave y tras la actualización reciente de PageRank en la actualidad goza de PageRank 3.

Obviamente, el peso o valor de estos enlaces no es el mismo que podrían llegar a tener los mismos si hubieran sido presentados en partes iniciales del contenido de las páginas de intercambio o si los mismos se integraran en el interior de los propios contenidos, por ejemplo un artículo, pero aunque no tengan el mismo valor en la actualidad estos enlaces si tienen un valor o peso determinado.

Como bien nos advierte Google desde las directrices de calidad, abusar de los intercambios de enlaces puede tener sus repercusiones negativas, en efecto, pero por el momento las mismas están derivadas de acciones externas y no parecen estar incluidas dentro de lo que comprendemos por el algoritmo de posicionamiento de páginas web de Google.

Conclusiones

Si bien hemos podido determinar que tras las últimas actuaciones de Google en su lucha constante contra los espacios y sitios de baja calidad pueden haber cambiado ligeramente las normas del juego, hoy en día muchas de las acciones que funcionaban bien hace algunos meses, continuan funcionando en la actualidad, aunque claro esta con ciertos matices.

La calidad de nuestros contenidos y el de las páginas en las cuales insertamos nuestros enlaces, son fundamentales para sobrevivir a las últimas actualizaciones de Google.

Apostar por la correcta diversificación de los textos de nuestros enlaces, mantener y nutrir los sitios confeccionados para dar un soporte externo a los mismos y garantizar siempre un mínimo fundamental de frecuencia de actualización tendran buenas repercusiones en el posicionamiento de nuestros espacios y sitios web.

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 4.4/5 (9 votes cast)
Guia de posicionamiento en Google tras PENGUIN y PANDA, 4.4 out of 5 based on 9 ratings

Opiniones y comentarios

Loading Facebook Comments ...